Escatologia

EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA

Según muchos exégetas bíblicos, el arrebatamiento o "rapto" de la iglesia es el evento anunciado en la Biblia cuando el mismo Jesús vendrá para resucitar a los que murieron en él, es decir, murieron como servidores de Cristo. Inmediatamente después de efectuada esta resurrección, aquellos que le sirven al Señor en espíritu y verdad, y vivos en ese momento, experimentarán una transformación de sus cuerpos y serán arrebatados en nubes juntamente con los que fueron resucitados para recibir al Señor en el aire y de ahí en adelante estar siempre en su compañia. 1 Tes. 4:16,17.

Créalo o no, está escrito en la Sagrada Biblia de Dios. No se puede entender de otra manera. No se le puede cambiar su significado. No se puede negociar, ni cambiar, ni malinterpretar con palabrerias porque está claramente escrito y cualquiera lo puede entender en su forma más básica, pués, no hay nada complicado en lo que ahí se declara.

El problema que se ha formado es ¿cuando es que este evento va a ocurrir?. Es aquí donde surgen las diferentes opiniones vertidas por estos mismos exégetas, pués, algunos dicen que sucederá antes del retorno de Cristo y antes de la gran tribulación; otros dicen que sucederá a mediados de la gran tribulación; y otros dicen que tendrá lugar al momento del retorno de Cristo, luego de la gran tribulación. Existe otro grupo que cree que tal arrebatamiento no es de la presente edad sino que pertenece al final de muchos siglos pertenecientes a la era del reinado espiritual de Cristo por medio de la iglesia (los preteristas de la cabeza a los piés que no tienen lugar ni eventos proféticos donde colocarlo. - Mi consejo personal... "salid de en medio de ellos...").

Lo importante es que es un evento a cumplirse y merece ser considerado por todos los cristianos ya que el mismo apóstol Pablo lo trajo para ser considerado como un misterio revelado a la iglesia del Señor. 1 Cor. 15:51-53.

No, este evento no tuvo cumplimiento en los días de la destrucción del templo, es decir, el año 70 DC. Los llamados "preteristas" colocan este evento para esa fecha y "espiritualizan" o alegorizan su cumplimiento. Pero creemos que será del todo literal tal y como la Biblia lo declara. 1 Tes. 4:16,17.

La Biblia dice que los cielos es el lugar de "donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo." Y cuando él venga, "transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas." Fil. 3:20,21. ¿Considera usted estas palabras bíblicas una alegoría, o que se han cumplido yá? ¡Vamos! Sea realista, si es usted preterista, esos versículos más claro no pueden hablar para afirmarnos la transformación de nuestro cuerpo a la gloria del cuerpo de Jesús, y el único evento que marca la ocasión cuando esto ha de ocurrir es en el arrebatamiento. 1 Tes. 4:16,17.

EL TIEMPO DE SU CUMPLIMIENTO

¡No! Sáquese esa idea erronea de su mente, o la duda que embarga a muchos de que el arrebatamiento ocurrió en el año 70 d.C., o sea durante la destrucción de Jerusalén. Tampoco se puede considerar que la gran tribulación tuvo lugar durante esa destrucción (trataremos dicho tema en otra página: "La Gran Tribulación").

Dá pena decirlo, pero con tantos llamados "lideres cristianos" que ignoran este evento, malinterpretando a propósito lo que tan claramente la Biblia dice al respecto, tenemos que señalar la confusión de muchos que andan por ahí sin saber qué es lo que deberían creer, pues, la Biblia habla de un arrebatamiento en el sentido de un suceso literal, fácil de entender, pero algunos de esos "líderes" le dan su propia interpretación que, según ellos, es de carácter alegórico, simbólico, o con sentido espiritualmente representativo.

Es muy cierto de que en la Biblia hay representaciones simbólicas, es decir, símbolos o tipos que representan a personas o eventos actuales y proféticos. Por lo tanto se debe tener mucho cuidado, pues, los malos intérpretes se aprovechan de los neófitos para enseñar supuestas "verdades bíblicas" en relación a la profecía y así desarrollar movimientos supuestamente evangélicos con gente erroneamente educadas en la enseñanza bíblica y con el fin de levantar un imperio religioso y "monetario" (como el de la gran Babilonia apocalíptica) usando sabiamente las artimañas del error, cumpliendo así lo que dice la Biblia de que "apartarán de la verdad el oído y se volverán a la fábulas." 2 Tim. 4:4.

¿Ha caído usted en la trampa de la Babilonia religiosa? Pues, así dice el Señor: "salid de ella, pueblo mio, para que no seáis partícipes de sus pecados, y recibáis sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades." Apoc. 18:4-5. Esos líderes enseñan que no habrá juicio, mas la Biblia dice que "es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios." 2 Pedro 4:17a; también dice que "el justo con dificultad se salva." 2 Pedro 4:18a.

¿Entiende usted esas declaraciones bíblicas?, ¿ó necesita a uno de esos "líderes" engañadores para que se las interprete a su manera y acomodo? Si usted es una persona sincera delante de Dios, dejará que sea el Espíritu Santo quién le confirme y enseñe sobre lo que usted ha entendido de la Palabra de Dios.

La promesa de ser arrebatados antes de que los juicios de "las siete copas de la ira de Dios" (Apoc. 16:1) sean derramadas sobre la tierra , se puede entender sin ninguna dificultad y en forma clara de los siguientes versículos bíblicos, entre otros:

1) Apocalipsis 3:10 - librados (la iglesia) de la hora de la prueba (los juicios) que ha de venir sobre el mundo entero.
2) Apocalipsis 14:14-20 - la hora de la siega (el rapto) y la vendimia (juicios de Dios).
3) Apocalipsis 19:11-19 - Jesús retornará con un ejército del cielo ya redimido (la iglesia) para ejecutar el juicio.
4) 1 Tes. 5:2-10 - vendrá destrucción repentina (juicio) sobre las gentes y solo escaparan los verdaderos creyentes (la iglesia).
5) 1 Tes. 1:10 - Jesús nos libra (el rapto) de la ira que vendrá (los juicios).
6) Lucas 21:34-36 - se nos previene para alcanzar la dignidad de escapar de lo que vendrá como un lazo sobre los que habitan en la tierra.

Muchos otros versículos más relacionan al creyente y su liberación de los juicios finales que caerán sobre la tierra. Si no hubieran esos juicios no habría la necesidad de que la Palabra de Dios haga prevenir a los creyentes a prepararse para no ser sorprendidos por ellos (la sorpresa que será "como ladrón en la noche" -el arrebatamiento de la iglesia- esta es la señal de que vienen los juicios). 1 Tes. 5:4.

"No moriréis", dijo la serpiente a Eva. Y me parece escucharla ("...la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero." Apoc. 12:9) diciendo a muchos: "no habrán juicios... no representan peligro alguno."

Pero el Señor nos previene a todos diciendo: "Y lo que a vosotros digo, a TODOS lo digo: ¡VELAD!" Marcos 13:37.

About Wily Noel Condori Martinez

Powered by Blogger.