Escatologia

¿Para la Nación de Israel o para la Iglesia de Cristo? Parte 1


"Mateo 24"

Hace poco menos de 100 años, que C. I. Scofield, un fuerte seguidor del 'Dispensacionalismo' introdujo la Biblia de Estudio que lleva su nombre. Por ese medio y como producto de la nuevamente introducida "Teología Dispensacionalista" se le comenzó a enseñar a los Cristianos que no se tenían que preocupar por creer que porciones de la Biblia como Mateo 24 estaban dirigidas a ellos. Se les dijo que Dios no queria que ellos fueran atribulados y que no sufririan las persecusiones y terribles tribulaciones que se mencionan en este famoso capitulo de la Biblia. Como consecuencia la mayoria de los Cristianos evangélicos de nuestro tiempo, creen que eso es así.

Pero, ¿porque el asunto? ¿Porque asignar este pasaje completo a otro grupo que no es la Iglesia? Bueno, el problema está en que "la nueva interpretación bíblica" había creado una doctrina que enseñaba que la iglesia seria librada milagrosamente por un "rapto secreto" siete años antes del fin del mundo y antes de la Segunda Venida de Cristo. Los Cristianos serian 'raptados' al cielo a las bodas del cordero antes de que comenzara el periodo conocido como 'gran tribulación' y que por lo tanto no estarían en la tierra para ser perseguidos ni atribulados. Los que se quedaran en la tierra se enterarian de que el rapto ocurrió cuando comenzaran a ver las iglesias vacias y a familiares desaparecidos. Y entonces en manos de un gobierno mundial del Anticristo, ellos serian tambien atribulados junto con la nacion de Israel si no aceptaban la marca de la bestia, el 666.

En Mateo 24 la Biblia claramente dice que el arrebatamiento ó reunión de Cristo con los suyos en su Segunda Venida sería "después de la tribulación de aquellos dias":

Mateo 24

21 porque habrá entonces gran tribulación,(5) cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. ... 29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo,(8) y las potencias de los cielos serán conmovidas. 30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo,(9) con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Por eso, este pasaje representaba un gran problema para los nuevos intérpretes Dispensacionalistas y por eso tenian que buscar una manera de lidiar con este problema. Hacía falta eliminar este pasaje (junto a otros) para que no interviniera con la nueva teología escatológica que se estaba desarrollando. La manera sabia de hacerlo no fue la de arrancar esta página de la Biblia sino que fue por medio de asignar este pasaje como una referencia a otro grupo que no fuera la iglesia, los seguidores de Cristo. Un grupo que fuera llamado 'escogídos' como la iglesia. Y que mejor grupo que la nación de Israel.

Pero sucede que al mirar cuidadosamente el contexto de Mateo 24, no hay nada que nos indique que tales enseñanzas se refieren al pueblo de Israel incrédulo (nacional). Vemos que Cristo se dirije con estas palabras de advertencia directamente a sus discipulos usando pronombres en segunda persona (ustedes, mirad, seréis, etc.) dandoles ha entender que todas estas cosas le sucederían a ellos y por consiguiente a los que serían sus seguidores o discípulos.

En estos tres capítulos que toman lugar durante la última semana de Jesús en Jerusalén antes de ser crucificado, el se dirigió a TRES GRUPOS DISTINTOS de personas, primeramente habló a los Escribas y Fariseos, luego a los Discipulos y la Gente, y Finalmente solamente a sus Discipulos. Veámos lo que dice la Biblia:

A LOS ESCRIBAS Y FARISEOS:

Comenzando en el capítulo 22 de Mateo, Jesucristo después de su entrada triunfal en Jerusalén, y después de haber sacado los cambistas y vendedores del templo, se fue y mas tarde volvió al templo y entró. Entonces los Fariseos y Escribas le preguntaron:

Mateo 22

23 Cuando vino al templo, los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿y quién te dio esta autoridad? 24 Respondiendo Jesús, les dijo: Yo también os haré una pregunta, y si me la contestáis, también yo os diré con qué autoridad hago estas cosas. 25 El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres? Ellos entonces discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo, nos dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? 26 Y si decimos, de los hombres, tememos al pueblo; porque todos tienen a Juan por profeta. 27 Y respondiendo a Jesús, dijeron: No sabemos. Y él también les dijo: Tampoco yo os digo con qué autoridad hago estas cosas.

Mateo 22

41 Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, 42 diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. 43 El les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: 44 Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? 45 Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? 46 Y nadie le podía responder palabra; ni osó alguno desde aquel día preguntarle más.

A LA GENTE Y A SUS DISCIPULOS:

En el capitulo 23 de Mateo, Jesús continúa hablando pero ahora dirigiendose "a la gente y a sus discípulos"::

Mateo 23

1 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: 2 En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 3 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. 4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. 5 Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; 6 y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, 7 y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. 8 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. 9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. 10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. 11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. 12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

A LOS ESCRIBAS Y FARISEOS:

Después de haber advertido "a la gente y sus discipulos" acerca de la falsedad de los Fariseos y Escribas se dirije nuevamente a los Escribas y Fariseos de manera directa y les acusa de hipócritas. El comienza a dirijirse a ellos aquí de esta manera:

13 Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. 14 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. 15 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.
16 !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? 18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. 19 !!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él. 23 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24 !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! 25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. 26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. 27 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. 29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, 30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. 31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. 32 !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! 33 !!Serpientes, generación de víboras!

Las palabras de sentencia de Jesús cuando decia: !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, se refieren a la condenación del infierno:

¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; 35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. 36 De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

Jesús les dice a los Fariseos y Escribas (generación [raza, linaje] de gente), que ellos han fallado en entender la verdad de la palabra y se han dedicado a predicar y promover la maldad, la falsedad y el pecado y hacer errar al pueblo de Dios. Por esa conducta Cristo les dice: "¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;"

Los Fariseos y Escribas (la generación [raza, linaje] de falsos maestros) no escaparían la condenación del infierno. Pero Jesús tambien añade la frase "Por tanto" (vs. 34). ¿Qué significa eso? Significa que el mismo Cristo se encargaría de que ellos no puedan escapar esa condenación del infierno al añadir fuego sobre sus cabezas. A causa de su maldad, El les facilitaría su entrada al infierno. El lo haría enviandole "profetas y sabios y escribas" que prediquen la verdad de Dios PERO los falsos profetas " y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad".

Después de profetizar la conducta malvada a los Escribas y Fariseos quienes representan la generación [linaje] de falsos profetas y maestros, el les sigue diciendo la razón por la cual ellos harían eso. Les dice: " para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar." Dios estaba amontonando juicio sobre ellos y lo habrían de sufrir en "la condenación del infierno". Cristo les dice finalmente "De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación." ¿Sobre cuál generación? Sobre la generación de víboras representada por los Escribas y Fariseos.

Finalmente en éste capitulo 23, Jesús hace una exclamación acerca de la incredulidad de la nación de Israel (tipificada por la ciudad de Jerusalén) y dice: !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! 38 He aquí vuestra casa os es dejada desierta. 39 Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor"

Después de esta declaración sobre la nación de Israel "He aquí vuestra casa os es dejada desierta", Cristo salió del templo. Mateo 24 comienza así:

About Wily Noel Condori Martinez

Powered by Blogger.